viernes, 10 de abril de 2020

BRUMAS ALAVESAS

Esta bruma que desgarra la luz no es un sueño, es un día que ha hecho su nido con lluvia. Ahí, en mitad del bosque se escuchan historias del Basajaun y lamentos que buscan cielos nuevos. Cielos sin nosotros ahora que todo se vuelve Naturaleza. 

Caminos bajo la niebla, huellas que flotan en el misterio alavés. Van, vienen…, viajan a través de los siglos y de sus recuerdos. Estos caminos son mágicos, rescatan de la resaca del verano y te llevan otra vez al otoño, a las orillas rojas y a las frutas del vino. No se sabe el final porque el picoteo de la neblina impide ver el horizonte, pero en las montañas hay hogueras, vida, cuentos largos en torno a los abuelos. 

Cae la tarde entre asombros de pájaros y arboles rugientes de verde, desbordados de vida en mitad de la carretera. La riqueza de la vida es esta, no hay óbolo que la compre, ni mendigo que no la posea. Es el viento, es la nube, es la excelencia de un mundo que respira…, al fin.

Fotografía de mi amigo Manolo Rubio que anda por tierras alavesas en estos difíciles momentos, cuidando para que no falte el alimento a ningún español. GRACIAS.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Diviértete en Casa Encantada y déjame tu comentario. Aquí hay un sitio para ti, quédate.